NUEVA NORMATIVA PARA EL TRANSPORTE DE BATERÍAS DE LITIO

Desde el 1 de Abril de 2016 la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) ha emitido nuevas normas y reglamentos relativos a la expedición de baterías de litio-ion. Esto afectará a la forma en la que se deberá manipular y transportar estos productos.

Esta normativa afecta sólo a los transportes aéreos,  y las baterías que se expidan con sus respectivos equipos no se verán afectadas. Las baterías serán expedidas con una carga inferior al 30%, por lo que se recomienda su carga inmediatamente a la recepción. La cantidad aceptada de baterías sueltas que se pueden expedir por cada envío se ha reducido a dos. En función de la cantidad de baterías solicitadas, el número de paquetes de envío puede aumentar y por tanto repercutir a los costes. En particular hay preocupación de que esto pueda poner en riesgo a aviones de pasajeros. Aunque el transporte de baterías de litio en esos aviones está limitado a unas cuantas cajas pequeñas, lagunas en la legislación llevan a que sí sea posible transportar muchas cajitas, que juntas pueden tener un gran impacto. Hasta ahora no se ha vinculado ningún accidente de aviones de pasajeros al transporte de este producto.

Se estima que 4.800 millones de células de litio fueron producidas en 2013 y que su producción llegará a 8.000 millones en 2025. La mayoría de ellas se transportan por vía aérea, pero cada vez hay más voces que alertan sobre los peligros que éstas representan para la seguridad aérea.

¿Por qué prohíben las baterías de litio en muchos aviones?

Boeing y Airbus se han convertido en las más recientes empresas en alertar sobre los “riesgos” de transportar baterías de litio en aeronaves. Varias líneas aéreas, entre ellas United Airlines, Delta, Qantas, Cathay Pacific y British Airways ya habían anunciado que no transportarán cargamentos del producto. La propia Agencia Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA por sus siglas en inglés) declaró que las pruebas que hizo al respecto indican que las baterías de litio presentan riesgos para la seguridad aérea.

¿Cuáles son estos riesgos?

Estas baterías recargables son esenciales para una serie de dispositivos, como teléfonos móviles, laptops, computadores, entre otros. Pero los expertos piensan que podrían estar detrás de una serie de incendios en aviones de carga en los últimos años.  Boeing envió una nueva guía de seguridad a las aerolíneas instándolas a no transportarlas hasta que “se encuentren métodos más seguros para manejar la carga del producto”. En particular, funcionarios de aviación de Estados Unidos creen que baterías de litio contribuyeron a un incendio que destruyó dos aviones Boeing 747. En el incidente murieron 4 tripulantes.

Casos sospechosos

Avión de la agencia japonesa ANA

En 2013 la línea japonesa ANA varó su flota de aviones Dreamliners debido a un incidente que involucró baterías de litio.

En 2010, un Boeing 747 de carga operado por la empresa UPS se incendió y se estrelló en una zona deshabitada de Dubai. Los dos tripulantes murieron. Posteriormente, la Agencia Federal de Aviación de EE.UU. resaltó el hecho de que el avión transportaba una gran cantidad de estas bateríasEn el 2011, un avión de Asiana Airlines que llevaba unos 400 kilogramos del producto se estrelló en el estrecho de Corea, matando a los miembros de la tripulación. No se estableció la causa del accidente, pero la Organización Internacional para la Aviación Civil recomendó, al respecto, nuevas medidas de seguridad para el transporte de baterías de litio.

En Reino Unido, también fueron vinculadas, en un informe oficial, a un incidente que ocurrió en el aeropuerto de Heathrow en 2013.  Algunos expertos también han resaltado que el desaparecido vuelo MH370 de Malaysia Airlines también llevaba un cargamento de estas baterías, y se ha especulado que ésta podría ser una de las causas de su misteriosa desaparición el año pasado.

Avión japonés

Las baterías de litio son utilizadas ampliamente para dispositivos tales como teléfonos móviles y computadores.

Partiendo de estos casos, la FAA ha hecho una serie de pruebas para determinar cuán peligrosas pueden ser estas pilas. Funcionarios de la agencia llenaron un contenedor con 5.000 baterías de litio junto a un cartucho que transmitía calor para estimular el sobrecalentamiento en una de las baterías. El calor provocó una reacción en cadena en otras baterías, generando temperaturas de alrededor de 600 grados centígrados. Esto provocó una explosión que voló la puerta del contenedor y provocó un incendio.

FUENTES: BBC, THE WORLD OF THOR

 

Deja un Comentario

Tu email no va a ser publicado.

Sedes Principales

Madrid

Edificio Ibercenter

Plaza Carlos Trías Bertrán 4 28020 Madrid

(+34) 914 184 546

info@hemav.com

Barcelona

ESA (European Space Agency) Edificio RDIT

Esteve Terradas 1 08860 Castelldefels

(+34) 932 202 063

info@hemav.com

Ciudad de México

Avenida Prado Norte 125,

Lomas – Virreyes, Lomas de Chapultepec III Secc,

11000 Ciudad de México, CDMX, mexico

info@hemav.com

Amsterdam

World Trade Center

Strawinskylaan 381

1077 Amsterdam

info@hemav.com