El blog del piloto de drones

Nueva normativa drones: Más oportunidades laborales

El sector de los drones ha experimentado un crecimiento inaudito, tanto a nivel recreativo como profesional. Sus ventas se han disparado, así como el  número de empresas y operadores dedicados a ofrecer servicios basados en su utilización.

El gran crecimiento de los últimos años del sector profesional ha obligado a revisar la regulación existente. Y finalmente, el 15 de diciembre de 2017 y tras varios meses preparando el borrador, el ministerio de Fomento aprobó el nuevo Real Decreto que regula cómo pilotar drones en España. Justo antes de acabar el año, la esperada nueva normativa se publicaba en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Según el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, la implementación de esta nueva ley persigue un triple objetivo: extender el uso de los drones, incrementar las garantías en términos de seguridad y facilitar el desarrollo del sector.

La noticia fue recibida con gran optimismo por los profesionales del sector, ya que la nueva normativa amplía los escenarios operacionales de los RPAs y permite ofrecer un mayor número de trabajos con drones. Estos cambios hacen imprescindible que tanto los profesionales que cuentan con la licencia para drones como los usuarios recreativos conozcan bien el nuevo marco regulatorio, para poder actuar en todo momento de acuerdo con la ley y siguiendo la premisa de “Safety First” o accidentabilidad cero.

El dron es una aeronave cuyo uso irresponsable puede costar vidas y acarrear multas que pueden alcanzar los 4,5M€ dependiendo de la gravedad.

Con esta finalidad, desde HEMAV hemos organizado sesiones informativas gratuitas en Madrid y Barcelona y próximamente se organizarán sesiones similares en otras geografías españolas.

jornada normativa drones en Hemav

Visualiza la Jornada en este vídeo:

¿Qué novedades presenta la nueva Normativa de Drones?

En las jornadas desarrolladas en Madrid y Barcelona se hizo hincapié en los cambios de la nueva Normativa de Drones, especialmente en el sector profesional, y que abre principalmente nuevos espacios operacionales.

Espacio aéreo no controlado, sobre zonas no pobladas

En espacio aéreo no controlado, sobre zonas no pobladas, sólo se podía volar a una altura de 150 metros, y el piloto debía encontrarse en todo momento a una distancia máxima de 500 metros del dron. Actualmente, se ha introducido la figura del “piloto observador” que permite volar en EVLOS (Extended Visual Line of Sight). Esta práctica consiste en colocar al piloto observador (únicamente se le exige tener la parte teórica de la licencia) a 500 metros del piloto, y se le permite estar a 500 metros más del dron. De este modo, se puede aumentar la distancia del piloto al dron a 1.000 metros.

como volar un dron en zonas no pobladas

Peso máximo de la aeronave

Otra novedad en este espacio operacional, en la realización de vuelos en BLOS (Beyond Line of Sight), es que el peso máximo de la aeronave ha pasado de ser de 2 kg a 25 kg. Para ello, es imprescindible avisar a AESA mediante un Notam para obtener la autorización previa. El dron debe obligatoriamente incorporar un sistema Detect and Avoid para mitigar los riesgos que cumpla los estándares de la Organización Internacional de Aviación Civil (OACI).

Vuelos sobre zonas urbanas y aglomeraciones

En el caso de los vuelos sobre zonas urbanas y aglomeraciones, en espacio aéreo no controlado, el cambio ha sido radical. Según la ley de 2014 estaba terminantemente prohibido. La nueva regulación lo permite, siempre y cuando se cumplan uno de estos dos escenarios: a) limitando la distancia entre el piloto y los edificios y personas a 50 metros; o b) consiguiendo que las fuerzas de la autoridad competentes acordonen la zona. Además, es necesario presentar ante AESA una declaración responsable de la plataforma y sistemas y un estudio de seguridad, y volar siempre en VMC (buenas condiciones meteorológicas).

como volar un dron en ciudad

Espacio aéreo controlado

Finalmente, en espacio aéreo controlado tampoco estaba permitido volar hasta ahora. La nueva ley ha abierto esta posibilidad a pilotos con licencia para drones que además tengan el título de radiofonista. Este punto ha creado cierto descontento, ya que actualmente los únicos que tienen este título son los pilotos de aviones comerciales, aunque AESA ya ha publicado el sílabus para que los pilotos de drones puedan obtener el título. Brevemente, y desde HEMAV, contaremos con esta formación del curso de radiofonista disponible.

Uno de los cambios más significativos ha sido la apertura a la posibilidad de volar de noche, siempre con la autorización correspondiente.

¿Cómo volar un dron en estos nuevos escenarios?

La nueva ley entró en vigor hace un mes y medio, pero AESA todavía no está dando las autorizaciones para volar en los nuevos escenarios. Actualmente está preparando un formulario informático que incluya los campos necesarios para solicitar las autorizaciones y presentar telemáticamente el estudio de seguridad requerido para volar en zonas urbanas, de noche o en espacio aéreo controlado.

Tradicionalmente este ámbito se limitaba a la aviación civil, donde todos los profesionales tenían una amplia formación en aeronáutica y seguridad aérea. La entrada masiva del sector dron obliga a hacer un estudio específico extenso antes de decidir qué requisitos se deben solicitar.

¿Qué nuevas oportunidades laborales trae la nueva normativa dron para el sector?

Estas novedades abren nuevas oportunidades laborales en industrias que hasta ahora eran inviables por las limitaciones legales. Así, además de los servicios prestados hasta ahora en agricultura, topografía e inspecciones industriales o energéticas, se podrán emplear los drones para otros fines. Poder volar en zonas urbanas abre un mundo de posibilidades para el sector audiovisual, desde la filmación de eventos deportivos y culturales, a publicidad y películas. Otro de los sectores que se verá ampliamente beneficiado es el de la ingeniería civil y la topografía, especialmente en lo que respecta a la conservación de patrimonio, las obras urbanas, etc., y el dron se convertirá sin lugar a duda en una herramienta básica de todos los profesionales del sector.

trabajos con drones hemav

Drones en el sector de la Seguridad

Tal como explicaron los representantes de las fuerzas de seguridad presentes en las sesiones informativas organizadas por HEMAV, la nueva normativa les permite introducir el uso de drones para darles apoyo en varias de sus acciones diarias. La policía local de Castelldefels (Barcelona), ha introducido el uso de drones en sus acciones de apoyo al salvamento marítimo en la búsqueda de personas, en tareas de prevención de incendios, realizar estudios de movilidad de la zona desde el aire o dar soporte a acciones de seguridad ciudadana en eventos que reúnen a una gran afluencia de público. Las fuerzas de seguridad locales están sujetas a las mismas limitaciones que el público general, y por lo tanto esta apertura de escenarios ha significado un gran avance para ellos.

Según explicó el representante de los Mossos de Esquadra:

Somos el único cuerpo del Estado que no necesita pedir autorización a AESA para volar en espacio aéreo controlado o zonas urbanas, ya que podemos autorizarnos a nosotros mismos.

Esto se debe al acuerdo que han establecido con ENAIRE, una de las entidades dependientes del Ministerio de Fomento que gestiona parte del espacio aéreo español. Gestionar sus propias autorizaciones les permite realizar muchos más trabajos con drones. Además, según ha previsto el Ministerio de Interior, las solicitudes de los permisos para volar en zonas urbanas en Cataluña que reciba AESA se derivarán a los Mossos de Esquadra, y serán ellos los encargados de otorgar o denegar los permisos. Esta solución deja fuera por el momento a la policía local, pero siendo un actor muy importante a nivel operativo, se está estudiando la manera de incluirla en este proceso.

Las sesiones informaron también de la preparación de una nueva normativa europea sobre el uso de drones, de la cual ya existe un borrador. Es parecida a la ley que se acaba de aprobar en España, pero aún más abierta. Su entrada en vigor está prevista para 2020.

Deja un Comentario

Tu email no va a ser publicado.