Cómo ahorrar en la aplicación de herbicidas con drones de HEMAV

aplicación de herbicidas con drones hemav
Tabla de contenidos

La agricultura moderna valora la eficiencia en todos sus procesos, y uno de los aspectos más críticos es la aplicación correcta y oportuna de herbicidas. Una aplicación adecuada no solo garantiza cultivos más saludables, sino que también se traduce en un ahorro económico significativo. Con la llegada de las nuevas tecnologías, la aplicación de herbicidas con drones ha emergido como una herramienta revolucionaria. Estos dispositivos aéreos no solo modernizan las técnicas tradicionales sino que las mejoran considerablemente. Continúa leyendo para profundizar en este estudio de caso y descubrir cómo esta innovadora técnica puede ser eficiente y beneficiosa para tus cultivos.

El desafío de las malas hierbas en la agricultura

Desde tiempos ancestrales, los agricultores han enfrentado el persistente problema de las malas hierbas. Estas invasoras, además de competir por los recursos esenciales como agua, nutrientes y luz, pueden afectar negativamente la salud y el crecimiento de los cultivos. Esta interferencia no sólo se traduce en menores rendimientos, sino que también puede generar significativas pérdidas económicas.

Si las malas hierbas no se gestionan de manera efectiva, las consecuencias para la producción pueden ser severas. Esta negligencia puede llevar a una utilización ineficiente de recursos vitales y capital, poniendo en riesgo la rentabilidad y sostenibilidad de la actividad agrícola. Es por ello que encontrar soluciones eficaces, como la aplicación de herbicidas con drones, se vuelve fundamental para enfrentar este desafío de forma moderna y eficiente.

HEMAV: Liderando la revolución de la aplicación de herbicidas con drones

En el vasto panorama agrícola, HEMAV destaca no solo como una entidad más, sino como una verdadera líder y pionera en la aplicación de herbicidas con drones. Con una visión innovadora y centrada en las necesidades actuales de los agricultores, HEMAV se ha posicionado como una especialista en optimizar y mejorar la eficiencia en la aplicación de estos tratamientos.

Su sistema LAYERS es un claro testimonio de su compromiso con la excelencia. Esta tecnología no solo permite a los agricultores realizar aplicaciones de herbicidas más precisas, sino que también traduce esto en ahorros significativos. Gracias a la precisión y eficacia de LAYERS, los productores pueden estar seguros de que están adoptando una de las soluciones más avanzadas del mercado para combatir el problema de las malas hierbas.

Combinando tecnología satelital y drones

Consideremos un cultivo tan esencial y extendido como la caña de azúcar. Gracias a los avances en la tecnología satelital, hoy en día es posible detectar de manera detallada las zonas afectadas por malas hierbas en extensos terrenos. Sin embargo, la verdadera revolución surge al fusionar esta valiosa información satelital con la aplicación de herbicidas con drones.

Esta combinación permite una precisión y localización sin precedentes. En lugar de aplicar tratamientos de manera uniforme en toda el área, los drones, guiados por datos satelitales, pueden dirigirse exactamente a las zonas afectadas. El resultado es una aplicación variable del herbicida, asegurando que se utilice en las cantidades exactas y sólo donde realmente es necesario. Esta estrategia no sólo es más eficiente y ecológica, sino que también representa un ahorro significativo para los agricultores.

Visión por computadora: el complemento perfecto

Aunque los drones ya representan una revolución en sí mismos, HEMAV no se ha detenido ahí. Han llevado la innovación un paso más allá al integrar la tecnología de visión por computadora en sus operaciones. Esta tecnología, que permite a las máquinas «ver» e interpretar imágenes, es esencial para generar mapas detallados y precisos de las zonas infestadas por malas hierbas.

Con estos mapas en mano, los drones no solo pueden identificar, sino también cuantificar y determinar la densidad de las malas hierbas en diferentes áreas del campo. Este nivel de detalle es crucial para una aplicación de herbicidas con drones realmente eficiente. Al tener un panorama completo y detallado del terreno, los agricultores pueden asegurarse de que el herbicida se aplique solo en las áreas necesarias y en las proporciones adecuadas, maximizando así la efectividad y reduciendo el desperdicio. Esta combinación de tecnologías demuestra cómo la agricultura moderna está evolucionando hacia prácticas más inteligentes y sostenibles.

Beneficios tangibles al usar LAYERS

LAYERS va más allá de solo identificar y definir problemas; propone soluciones activas. Con tan solo unos clics, los agricultores tienen la capacidad de generar un archivo shapefile para una pulverización dirigida, optimizando la aplicación del herbicida al máximo. Esta herramienta promueve el uso eficaz de insumos y recursos, lo que se traduce en menores costos y mayores rendimientos.

Un dato impactante: se ahorró un 58,42% de herbicida en un área de 19 Ha, gracias a las alertas proporcionadas por el sistema LAYERS. El daño que pueden causar las malas hierbas es significativo. Según la WSSA, pueden reducir el rendimiento de un cultivo hasta en un 30%. Estas hierbas no solo generan costos adicionales al complicar el proceso de cosecha y paralizar maquinarias durante horas, sino que, si no se eliminan, pueden aumentar el banco de semillas de malas hierbas, lo que podría complicar las labores agrícolas en el futuro.

En un estudio específico sobre caña de azúcar, la información satelital fue clave para identificar anomalías, y la información recopilada a través de drones permitió realizar una aplicación variable localizada de herbicidas. En esta situación, las alertas automáticas de LAYERS identificaron un problema en una parcela específica. Luego de analizarla con la capa de Vigor Vegetativo NDVI, se decidió hacer uso de un dron para detectar las áreas afectadas por malas hierbas.

Gracias a la tecnología de visión por computadora de HEMAV, se pudo generar un mapa detallado de la localización de las malas hierbas, lo que permitió aplicar herbicidas de manera precisa y localizada. Además, es posible hacer un seguimiento de la evolución de las áreas tratadas.

Este estudio es una muestra clara de cómo LAYERS no solo alerta y delimita el problema, sino que también facilita la toma de decisiones sobre cómo abordar el problema. En solo dos o tres clics, es posible extraer un shapefile del propio LAYERS para realizar una pulverización variable dirigida en el área afectada, todo ello optimizando el uso de insumos.

Para resumir, los usuarios pueden identificar claramente las áreas afectadas por malas hierbas y usar esta información en sus operaciones diarias. La accesibilidad y claridad de los datos ofrecen un enorme valor, ya que toda la información está disponible de manera fácil y rápida para la gestión de la empresa, tanto para procesos internos como externos.

Conclusión

HEMAV y su sistema LAYERS están en la vanguardia de la revolución agrícola, ofreciendo soluciones innovadoras para la aplicación de herbicidas con drones. En una era donde la agricultura enfrenta desafíos inéditos y necesita adaptarse con rapidez, la incorporación de estas tecnologías avanzadas no es solo deseable, sino esencial. Ellas no solo optimizan los recursos y aumentan la eficiencia, sino que también trazan el camino hacia una agricultura más sostenible y resiliente. Con iniciativas como las de HEMAV, el futuro de la agricultura se presenta prometedor y en sintonía con las demandas globales de sustentabilidad y productividad.

Suscríbete para recibir las últimas noticias

Últimas entradas

Descárguelo en PDF

Descarga de Catálogo

Gracias por su interés, enviaremos el catalogo solicitado en breve.

Descarga de Catálogo

Gracias por su interés, enviaremos el catalogo solicitado en breve.

Descarga de Catálogo

Gracias por su interés, enviaremos el catalogo solicitado en breve.